Monday, January 13, 2014

Ayer a la tarde

Salgo del trabajo a las 3:45 y vuelo en el triciclo a buscarla a Lulu. Trato de recolectar todas sus pertenencias (casco, mochila, abrigo) y de ahi salimos las dos en nuestros respectivos rodados a buscarlo a Pepe, que está a unas 10 cuadras. De ahi nos vamos a la plaza, que sigue siendo la mejor opción para Pepe, y Lulu se adapta. Pero ayer una mama se la llevó a Lulu a jugar a su casa, con su hija, y yo quedé a cargo de solucionar el problema de devolver la bici de Lulu a casa. Me fui a buscar a Pepe y la mamá de la nena que va con el al jardincito me pidió que se la cuidase unos 45 minutos. La nena con la que Pepe comparte el jardín es una rubia mínima, tiene mas de 6 meses mas que Pepe y este ya le saca media cabeza, ni hablar de los kilos, Pepe debe pesar como 5 kilos mas. La verdad es que la nena me ayuda con Pepe con su energia de nena-princesa. O sería mejor decir: con su actitud? Ella prefiere sentarse en la caja del triciclo.....

Acabo de darme cuenta que tengo en el bolsillo el chupete de la nena, sehhh, usa chupete. Yo ayer se lo saqué sin mas y tampoco se lo devolví. A mi me parece que tiene los dientes deformados por el chupete. Se lo saqué porque no le entendía que decía.

Sigo, ella prefiere sentarse en el triciclo civilizadamente y Pepe prefiere correr. El problema de un salvaje de dos años que quiere correr es que no siempre corren para el lado que uno quiere. Se me va  a la calle (cada vez menos, en realidad casi nunca), se me mete en los jardines de los demas, etc. Con la nena vamos comentando su falta de civilizacion. Ella me va indicando -Pepe se va-  y juntas tratamos de convencerlo. Una vez que llegamos a la plaza las cosas se facilitan. Entonces ella lo mandonea, le dice, subamos al tobogan, vamos alla, y cuando no le hace caso lo empuja suavemente, pero con determinacion.

Pepe le dice -dame la mano- y van de la mano. Tambien le dice -Abrazo- y a veces la acomoda, para que le resulte mas facil abrazarla, le mueve un poco la cabeza, para poder apoyar su cabeza en su hombro.

Ayer fuimos a una plaza que siempre esta desierta. Como yo tenía una caja con frutos secos nos comimos varios. En el tiempo que la nena se chupo el chocolate de una nuez pecan Pepe se morfó 5, nuez y todo. Yo creo que fuí mas veloz. Yo hablé por telefóno con una amiga aprovechando que estaban jugando pacíficamente. Luego nos dio sed, con tanta uez y chocolate,  y no tneía agua, pero ya era el momento de que la mama de la nena viniese a buscarla, y suponia que tendria agua. Ella los llevó a casa, previa pasada por el jardín de Lulu a buscar la bici.

En casa Pepe se puso a llorar porque no quería separse de la nenita. Se le pasó rapido y se fué a mirar un camión que estaba mudando unos vecinos. Luego de un rato lo pude convencer de que entre, para poder poner el agua para los fideos. Luego fuimos a buscarla a Lulu, por suerte esta amiguita vive re cerca.

Yo les puse una pelicula (Mermaid 2) y les di de comer. Para Lulu fideos blancos y para Pepe con salsa boloñesa que preparé el sábado. Mientras tanto trataba de forzarme para colgar la ropa que estaba en el lavarropas, lavar toda la vajilla y guardar la ropa del lavado anterior. Me serví un vaso de vino e iba mechando: colgar ropa, lavar platos, doblar ropa, colgar ropa, ordenar. Es tan tedioso.

Se rompió un vaso y no pude encontrar la palita. Pepe toma agua y luego apoya delicadamente el vaso en el piso, luego vengo yo y lo pateo. Lo entiendo, todavía le cuesta poner vasos arriba de la mesa, pero ya va siendo tiempo que aprenda. Todavía están los cachos de vidrios en un rincón de la cocina, junto con el escobillón.

De alguna manera logré ordenar casi toda la casa. Voy con el reloj, controlando el deseo de ordenar y el mandato que tienen que estar durmiendo a las 8. Eso a veces, a veces no logro moverme, pero levantarse a la mañana al espectáculo de los platos sucios y el quilombo es desagradable. Y sii Lulu no se va a dormir a las 8 al otro dia sufre, necesita dormir 11 horas.

Pasadas las 7 y media termine de barrer la escalera y ordenar la ropa del dormitorio de arriba y nos metimos todos a la ducha. De 8 a 8 y media leimos cuentos y charlamos con Lulu. Mientras tanto le daba la teta a Pepe. Es la única vez en el día que le doy la teta a Pepe, antes de dormir. Todavía nos estamos reajustando. Se despierta un par de veces a la noche a pedir.

Lulu se durmió y Pepe me aclaró que el no estaba interesado en dormir, estaba medio hiper, supongo por todo el chocolate con nueces ingeridos. No quiero dormir, me dijo. Que, querés ir a la plaza?, tuve la estupidez de preguntale. Si, me dijo. Bueno, anda, le dije. El tipito se bajó de la cama en la oscuridad, lo escuché bajar la escalera con precaución. Luego escuché la puerta de entrada. Me imaginé que estaría mirando la luna y la oscuridad. Yo había apagado la luz del jardín. Pero luego de un par de minutos de no escuchar nada salí, en camison y descalza, a buscarlo. Ya estaba lejos, caminando muy decidido  por la calle oscura y desierta, portando solo su pañal, hacia la plaza.

1 comment:

Loli said...

Tom Sawyer